Languages

El Parque
Pedras

"El verdadero secreto de las piedras está 
en las montañas donde nace el agua" 

El valle de Pedras se localiza en el norte de Portugal a 1263 metros de altitud, en una meseta aislada y libre de cualquier influencia contaminante, en una región de singular belleza.

Este lugar goza de un microclima que aumenta el impacto de la naturaleza en el lugar.

El valle de pedras es, por eso, un lugar único con un terreno que otorga al agua propiedades increíbles.

También aquí encontramos el pedras salgadas spa & natural park, un complejo turístico de eco houses y tree houses, casas modulares modernas que emergen de los árboles y se adaptan a la topografía de la zona.


Las Eco Houses, obra del Arq. Luís Rebelo de Andrade, están localizadas en el corazón del Parque, perfectamente integradas en el ambiente natural y reflejando la evolución arquitectónica de este espacio especial y sin igual.

Este sitio fue galardonado recientemente con el premio al Mejor Resort de Travel + Leisure Design Awards, otorgado por la prestigiosa revista americana. El premio distingue las características innovadoras y el diseño del Eco Resort.

El valor saludable de esta agua, premiada en 1873 en la exposición internacional de viena, en austria, dió un gran impulso a la construcción de un balneario termal, inaugurado en 1879 y visitado por las personalidades más célebres de la época.

Este histórico Spa Termal, renovado en 2010 por el arquitecto Siza Vieira, ofrece una amplia selección de masajes, tratamientos térmicos y estéticos, compartiendo sus áreas con una magnífica piscina cubierta con circuitos de aguas, sauna y baño turco. 

Por su historia y riqueza, el recorrido por el Parque de Pedras Salgadas obedece a un recorrido natural, comenzando por la bella e imponente alameda principal, que nos permite el acceso a los edificios de las principales fuentes, y donde la visita a las fuentes termales es obligatoria.

Para saborear las deliciosas y auténticas iguarias de la gastronomía de trás dos montes, le invitamos a conocer la terraza del restaurante «casa de chá», con una vista privilegiada de los encantos del parque.